Caminar Por Caminar

Caminar por caminar resulta sencillo, visualizando el camino sin ver jamás a los lados, recordando solo poner un paso frente al otro. Caminar por caminar se vuelve rutina, sin lógica, repitiendo lo mismo cada día, sin encontrarle el sabor, midiendo siempre el tiempo. Caminar por caminar no nos deja ver la belleza que rodea el camino. Al caminar debemos darnos cuenta que la orilla del camino está llena de vida, apreciar los árboles, los arbustos, las flores. Caminar por caminar no nos permite escuchar las aves, percibir el aroma de las flores, ver los colores, sentir el sol acariciar la piel y disfrutar el camino. Sin esto, caminar por caminar no tiene sentido, es tan solo haber perdido el tiempo, al igual que vivir por vivir sin haber disfrutado nunca la vida.


, , ,

Deja un comentario